Intervención Terapéutica

Tras la Evaluación, el Análisis Funcional  y un correcto Diagnóstico Diferencial llega el momento de intervenir. Se trata de analizar los factores que han originado el problema en el pasado y aquellos factores que lo mantienen en el presente, así como de las dificultades cognitivas (atención, memoria, razonamiento, percepción, etc.). que el paciente pueda presentar.

En algunos casos puede ser necesaria la derivación y/o coordinación con otros servicios o especialistas sanitarios (Logopedas, Psiquiatras, Neurólogos, etc) o educativos (Departametos de Orientación, Especialistas en Pedagogía Terapéuticas, Especialistas en Audición y Lenguaje...), tanto del ámbito público como privado. 

En estos casos, tras la Evaluación y Diagnóstico, se realizaría un Informe y se orientaría al paciente sobre las distintas opciones, siempre en función del máximo beneficio para su salud psicológica.  En aquellos casos en los que yo realice la intervención, ésta se centrará en conseguir:

  • eliminar o modificar la sintomatología fisiológica, psicológica y conductual (qué siento, qué pienso y qué hago)
  • aprender habilidades y/o técnicas para afrontar esos y otros problemas desde la modificación de conducta, las terapias cognitivo-conductuales o los programas de rehabilitación cognitiva y neuropsicológica, como Cognifit, Neuronup o Smartbrain
  • conseguir metas y submetas de los cambios marcados (aprendizaje por aproximaciones sucesivas)
  • realizar cambios de mejora de vida y de mejora de la autoestima

Periódicamente (trimestral o semestralmente, según casos) se realizarán nuevamente evaluaciones para comparar con la evaluación inicial (o línea base) y así valorar el proceso de mejora para, en su caso, dar de alta al paciente.

¿QUÉ ES EL ANÁLISIS FUNCIONAL DE LA CONDUCTA?

La conducta humana (y animal) es interactiva, interactiva con otras conductas, con los estímulos y contextos que la preceden y/o desencadenan  e interactiva con las consecuencias derivadas de dicha conducta.  Sólo así puede ser entendida, analizando los elementos que conforman esa interacción Estímulo --> Respuesta --> Estímulo (función de E-R-E).

Mediante este análisis funcional se debe predecir y explicar el tipo de interacciones que un individuo ha establecido y mantendrá con su entorno, para ver cómo se ha originado una conducta o por qué ha aumentado o disminuido su aparición, y el grado de adaptación de esa conducta a la vida (contexto) de ese individuo. Así, la conducta no se analiza por su forma sino por su función. De hecho una conducta como "fobia a las serpientes" será desadaptativa o disfuncional para una persona que tenga que trabajar como cuidador en un zoo o en un reptiliario, pero no para una persona que viva en un contexto urbano y que trabaje en una oficina, donde la posibilidad de estar ante una serpiente es casi nula.

Partiendo del hecho de que cuando una persona acude a consulta es porque la "conducta problema" tiene un impacto significativo en su vida, el análisis funcional nos permitirá analizar qué estímulos, personas o situaciones la han originado y la mantienen (no tienen por qué ser los mismos estímulos ni las mismas personas), con qué frecuencia, duración e intensidad se da la "conducta problema" y cómo modificar esas variables para modificar esa conducta, extinguiéndola, como la ansiedad en una fobia, o aumentándola, como la conducta atencional en un TDA-H.

Os dejo un vídeo explicativo con un caso de rabieta infantil.

¿QUÉ ES LA MODIFICACIÓN DE CONDUCTA?

Es una metodología de intervención basada en los conocimientos de la psicología experimental, que considera que las conductas normales y anormales están regidas por los mismos principios. Trata de desarrollar estos principios y aplicarlos a explicar conductas específicas, y a utilizar esos procedimientos y técnicas para realizar una evaluación objetiva (el análisis funcional) y  para disminuir o eliminar conductas desadaptativas e instaurar o incrementar conductas adaptativas. Algunas de esas técnicas son:

Para el desarrollo de nuevas conductas: 

  • Moldeamiento
  • Encadenamiento
  • Incitación
  • Desvanecimiento

Para el incremento de conductas ya desarrolladas:

  • Economía de fichas
  • Contratos de contingencias
  • Control de estímulos
  • Reforzamiento + / -

Para el mantenimiento de conductas:

  • Contextualización
  • Reforzadores naturales
  • R+ intermitente
  • Procedimientos autocontrol
  • Reglas verbales

Para la extinción de conductas:

  • Extinción
  • Reforzamiento diferencial  de conducta incompatible
  • Coste de respuesta
  • Tiempo fuera
  • Saciación
  • Sobrecorrección

 (Fuente: Curso PIR Colegio Oficial de Psicologos del Prinmcipado de Asturias, Prof. Concha Fernández.)

¿QUÉ ES LA TERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL?

Se denominan así a un conjunto de terapias que tienen un denominador común, y es que parten del principio de que los procesos cognitivos subyacen a la adquisición y modificación de la conducta, produciéndose un determinismo recíproco entre pensamiento, ambiente y conducta. Es decir, cambiando la forma de pensar cambiamos la forma de actuar. Asumen así que los cambios cognitivos producirán cambios conductuales. Las principales terapias cognitivo-conductuales son:

  • Terapia Racional-Emotiva de Ellis
  • Terapia Cognitiva de la Depresión de Beck
  • Terapia autoinstruccional de Meichembaum
  • Técnicas de afrontamiento de situaciones Técnicas de resolución de problemas
  • Teorías del procesamiento de la información (autocontrol).

(Fuente: Curso PIR Colegio Oficial de Psicologos del Prinmcipado de Asturias, Prof. Concha Fernández.)